La Cartilla COVID es lo mismo que el carné por puntos de la China comunista



Carnet de reputación social.

 Ha sido la comunidad de Madrid y nuestra querida política Ayuso la que tuvo la idea comunista de la cartilla COVID ha sido ella mismo quien anunció la propuesta, lo cual es, sin duda una apertura de ventana de Overton en toda regla (ideas aceptables pero dentro de un marco estrecho para ver como reacciona la población ante su propuesta).

Unas horas más tarde de su anuncio ha sido ella mismo quien ha comentado la siguiente barbaridad: "no sabemos hacia adelante cómo va a evolucionar esto pero contra el covid a lo mejor estamos uno o dos años luchando y no descarto que en el futuro saber tu inmunidad te ayude o sea necesarios para empleos o para lo que sea". Sin duda, trata de imitar al modelo chino y el carné por punto, si eres buen ciudadano tendrás más privilegios.

A quien le parezca disparatada la idea lo cierto es que la BBC en este tenebroso artículo sobre si será seguro viajar ya dejo las cosas claras sobre cómo será la tendencia de la "nueva normalidad" habla de chips, tatuajes y escaneos para poder viajar.

La tendencia de España es convertirse en una colonia de China, en una extensión más de ella, los políticos están poniendo todos sus esfuerzos, los ciudadanos poco se oponen y no ofrecen apenas resistencia. El despliegue del 5G (Huawei), inteligencia artificial, big data, miles de cámaras observándote como en 1984 y discriminando por si fueras un "criminal" ya es una realidad, si no me crees lee esta noticia sobre Mercadona, una de las primeras empresas españolas en utilizar el pionero sistema de reconocimiento facial. Otros países com Reino Unido y Francia ya le han puesto freno al despliegue del 5G y EEUU directamente no quiere oír hablar de él.

Lo que se nos viene encima es lo más parecido a Black Mirror, la propia serie ya estaba normalizándolo y no nos estábamos dando cuenta.

Ahora mismo se trataría de un proyecto piloto o simulacro, pero claro, si funciona lo próximo sería el carné de crédito social, puede ser una forma de perseguir el civismo, pero se hace bajo la extorsión del sistema de puntos, también es una forma de controlar la disidencia o intente deslegitimar al Gobierno, sistemas totalitarios y dictatoriales, algo digno de 1984 una de las novelas más conocida de George Orwell. 

Quizás podemos pensar que esto no es aplicable a España, pero cuidado, tenemos este sistema ya implementado en el carné de puntos del coche o en el de nuestra tienda de compra favorita, además los bancos utilizan una especie de reputación interna sobre los prestatarios a la hora de conceder un préstamo.

Sea como fuere España va demasiado rápido y de manera forzada hacia el modelo Chino. Nuestros políticos no son tontos, en tiempos de crisis económica, social y de pandemia está acelerando el ritmo, ya lo dijo el presidente Sánchez en una rueda de prensa: 

"El cambio acelerado a la digitalización y automatización (…). El cambio hacia formas de gobernanza mundial para hacer frente a amenazas (…) que son también globales, como hemos visto (…) esta pandemia. Pero ha llegado una sacudida mundial que ha acelerado todos estos cambios que veníamos registrando."
"La pandemia tiene como objetivo acelerar cambios que ya venían de hace años: el cambio en el teletrabajo, en el consumo, hacia la digitalización y la automatización, hacia formas de gobernanza mundial."
No es una opinión de este blog ni una teoría de la conspiración, es algo dicho por ellos mismos, cualquiera pueda consultar la hemeroteca para comprobarlo.

 

Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario