APP Radar Covid y cómo puede socavar tus derechos y libertades.

 

Radar Covid, una forma de control.

 La nueva aplicación Radar Covid ya está en el mercado, de momento parece que se está probando en algunas regiones, se espera que esté disponible a nivel nacional a mediados de septiembre. La intención de la app es notificarte cuando te hayas expuesto a un positivo, la labor es facilitar la vida a los rastreadores.

En teoría, se supone que nuestra privacidad está garantizada al no ceder ninguno de nuestros datos, aunque lo cierto es que el código fuente de la aplicación no es abierto de momento y no podemos acceder a él para analizarlo a fondo. En otros países donde la aplicación está funcionando sí hemos podido tener acceso al código fuente como por ejemplo en Alemania o Inglaterra y Japón.

Y por supuesto, tener una app de este tipo en tu móvil abre la posibilidad a vulnerabilidades o a backdoors (puertas traseras) que puedan dejar por error o deliberadamente por los programadores. 
Hace poco la app de coronavirus de Argentina tuvo una fuga de datos, fue hackeada y los datos de miles de pacientes expuestos en la red. 

Por supuesto, cualquier mínimo error a la hora de conceder los códigos de infectados puede crear un caos, recordemos que la aplicación está en fase beta, en prueba. La gestión de España en la pandemia no ha sido brillante, por eso somos cautelosos y advertimos...

El funcionamiento es aparentemente sencillo, si estás a menos de 2 metros del infectado o futuro infectado durante más de 15 minutos se registra un identificador en ambos terminales durante cierto tiempo, en la última versión durante 7 días. La persona que da positivo se le da un código en su centro de salud para introducirlo en la app, a partir de ese momento tiene el poder de aterrorizarte con una notificación de exposición si está cerca tuyo.

¿Controlar contagios o alarmar?

Las intenciones y las bondades de la app parecen ser buenas a primera vista, sin embargo puede ser una herramienta de manipulación masiva. Y tiene muchos inconvenientes, suponemos que quién instale esta app sabe que está hipotecando su libertad y sus derechos, también, a estar en estado de alarma constante, consultando la app y ver el riesgo de exposición:

  • Generará alarma innecesaria: el 80 % son asintomáticos según los datos, además, hay serias dudas sobre si contagian. Es decir, podrías recibir una notificación de que has estado cerca de una persona totalmente sana y para nada infecciosa...
  • Si no era suficiente para que saltaran las alarmas y expandiera el terror el dar positivo un miembro de tu grupo o familia ahora añádele el factor de estar cerca de un desconocido...
  • La persona que da positivo debe quedarse en su casa aislado según las recomendaciones, pero supón que no es así. Por necesidad, para subsistir o porque ejerce su derechos naturales como ser humano decide salir y hacer vida normal ya que se encuentra perfectamente normal. Esta persona generará caos e infectados allá donde vaya y pase más de 15 minutos, por ejemplo en una cola, en un bar cerca de otras personas, etc. En España no somos tan cívicos como en otros países.
  • Quizás ya sea tarde para una app de este estilo, es una solución que se tendría que haber implementado antes, como muchas otras medidas. Además, realmente pocos países han implementado una app de estas características y los que la han implementado no han tenido mucho éxito entre la población ni ha sido un factor decisivo a la hora de combatir la pandemia.
  • La aplicación basa su funcionamiento gracias a los resultados de las pruebas PCR, hay ciertas dudas sobre su especificidad y uso para el diagnóstico del coronavirus, si el test PCR erra o da falsos positivos o falsos negativos la app es inútil.
Si de algo estamos seguro es que la plandemia sigue su curso, al menos en España la agenda se está cumpliendo. El próximo confinamiento lo facilitará esta app, gracias a ella será los propio ciudadanos los que se autoconfinen y guarden cuarentena, sin necesidad de imponer estado de alarma; los que inflen las cifras de contagiados al someterse a prueba de PCR de dudoso diagnóstico y los que lleven a España más aún al abismo, en el resto de Europa las personas ya han abandonado la mascarilla y sobre todo el miedo.

Más en este hilo de Twiter:

Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario